martes, 26 de febrero de 2013

En busca de Aristeo. ¿Quién fue Heriberto Montes de Oca?




(Esta nota fue escrita para el extinto blog Tianguis Musicatl en Febrero-Marzo de 2011)

Hace unos días nuestro estimado colega Alejandro Ceballos dio a conocer en su programa "La Ruleta" a través de la estación de radio comunitaria KBOO en Portland, Oregon la música del desaparecido músico mexicano Heriberto Montes de Oca III (HMO) nacido en la ciudad de Nogales, Sonora en 1950.
"El Botas" como mejor se le conocía a HMO era un músico que empezó a tocar en los años 60´s, tuvo varias bandas, de las cuales destacaron Exist, Aristeo, Reptil y Vertigo. En el programa de radio de nuestro amigo Ceballos se transmitió parte del material que se grabó en la época de Aristeo, se dieron a conocer las grabaciones que alguna vez "El Botas" editó en formato de casette, obras como "Sonidista", "Iluminador" y "Caballero Aguila" formó parte del repertorio de "La Ruleta" en KBOO. 
La música de "El Botas" podríamos definirla como Space Rock Electrónico, inclusive nos recuerda a grupos alemanes o al mismo Klaus Schulze, con rolas de larga duración ofreciendo una música celestial hecha a base de sintetizadores.
HMO fue un músico que dejó un largo material musical que hasta ahora sigue enlatado en cintas de carrete, casettes y DATs que esperemos algún día se re-editen, por ahora dejaremos los links de las transmisiones que dio a conocer KBOO para que puedan deleitarse con la música de este personaje del que aún desconocemos muchas cosas y ojalá y con el tiempo podamos conocerlo a través de su obra musical.





Air date:
02/13/2011
ArtistTitleAlbumLabel
ArtistTitleAlbumLabel
AristeoSiente Mas y Piensa MenosCaballero AguilaPrivate
AristeoPlexusSonidistaPrivate
AristeoNaxaSonidistaPrivate
AristeoUn Dia MenosSonidistaPrivate
AristeoRoca ImperialSonidistaPrivate
AristeoSub Marine LuxSonidistaPrivate
AristeoXiSonidistaPrivate
AristeoLaSonidistaPrivate
AristeoSonidistaPrivate
AristeoLuz de la TardeIluminadorPrivate
AristeoAntorchas por el SenderoIluminadorPrivate
AristeoLuzIluminadorPrivate
AristeoNacimientoIluminadorPrivate
AristeoGran ClaridadIluminadorPrivate
AristeoNi Tan Solo Una ChicharraIluminadorPrivate
Private

viernes, 14 de diciembre de 2012

QUINTO SOL "Música Infinita" (1978)

Quinto Sol "Música Infinita" (1978)
Quinto Sol fue un proyecto musical liderado y compuesto por Tino Contreras. De este disco solamente se editaron alrededor de 200-300 copias, por lo que es sumamente complicado conseguir. Quinto Sol es una de esas piezas que al escucharlas por vez primera podemos identificar de inmediato un trabajo musical con los más altos niveles de calidad. Quinto Sol fue compuesto aprovechando las teorías musicales del maestro Julian Carrillo.

"En el siglo XX Carrillo descubrió el infinito de los acordes, creó una nueva escritura, hizo rectificaciones, básicas al sistema musical clásico, formuló la teoría lógica de la musica y compuso obras para tercios, cuartos, octavos y dieciseisavos de tono.

Ideales de Carrillo fueron: simplificar, purificary enriquecer la música. Uniendose a estos ideales, Tino Contreras, aprovechando las enseñanzas del maestro Carrillo, realiza en una nueva escala de 400 sonidos armónicos, las composiciones "Sinfonía del Quinto Sol", "El Hombre Cósmico" y "Orbita 13" pero logra unir en ellas la escala pentáfona, la escala diatónica y la música infinita. 

Para ello fue necesario construir nuevos instrumentos: Arpas "armónicas". Afinarlas, escribir las obras musicales y ejecutarlas."

Texto incluído en el disco de Quinto Sol.

Músicos:

José Mata: Sax Barítono, flauta, arreglos y dirección
Fredie Manzo: Piano
Leo Carrillo: Bajo Acústico y eléctrico.
Sergio Mata: Trompeta.
Daniel Flores: Trompeta.
Tony Rodríguez: Sax Tenor, Flauta.
Roberto Martínez: Bajo eléctrico.
Antonio Zepeda: Percusiones Prehispánicas.
Enrique Aarón: Guitarra Eléctrica.
Polo Acosta: Batería.
Margarita González: Voz.
Alfredo Guemez: Arpas.
Tino Contreras: Batería, Arpas.

Autor Música: Tino Contreras.

LEO CARRILLO Y SU QUINTETO DE JAZZ (1965)

Leo Carrillo y su Quinteto de Jazz (1966)

Un disco mexicano con interpretaciones jazzeras, algunos de los músicos podemos escucharlos en discos de Tino Contreras, Chilo Morán, Blue Note, entre otros.

Leo Carrillo: Contrabajo.
Freddie Manzo: Arreglista y Piano.
Mike Bravo: Sax Alto.
Adolfo Sahagún: Trompeta.
Salvador "Rabito" Agüeros: Batería.

NUESTRO JAZZ (1966)

Nuestro Jazz (1966)

Desde que Igor Stravinsky calificó al Jazz como "la música del siglo XX", la música sincopada se ha introducido en todos los países y en todos los ambientes, donde se considera como un alimento espiritual de avanzada. El jazz para los puristas, nace de la nada, crece, se reproduce y muere en la nada. Es un movimiento musical que no tiene principio ni final, pero que siempre está fresco, lleno de vida y de creación.

En su vertiginoso recorrido por el mundo, el jazz ha encontrado carta de naturalización en muchos países, donde se interpreta en todos sus matices, a los que se agrega además el "tono" peculiar de cada pueblo. México, de unos años a la fecha, ha adoptado al jazz como una cosa propia. Gracias a la tradicional maestría y al talento reconocido de nuestros músicos, puede asegurarse que existe ya el verdadero jazz mexicano, que incluso figura entre las manifestaciones de exportación, que son bien recibidas en el extranjero.

NUESTRO JAZZ es una recopilación de talento de nuestros músicos, donde además de hacer alarde de su gran virtuosismo como interpretes, hacen gala de grandes facultades como compositores, ya que todas las melodias que contiene NUESTRO JAZZ, son rigurosamente creaciones mexicanas. 

NUESTRO JAZZ contiene una verdadera catarata de jazzistas mexicanos de depurada técnica y grandes facultades, por lo que resulta obligado tener, no solo en las discotecas de los fanáticos del jazz, sino en las de los fanáticos de cualquier movimiento musical.

La RCA Victor ha incluído en NUESTRO JAZZ las mejores selecciones que ha venido reuniendo al paso de los años, pero que había preferido mantener inéditas, hasta que el mismo jazz avanzara en el ánimo de los fanáticos. 

Ese momento ha llegado y a permitido a NUESTRO JAZZ salir al mercado. En los momentos en que tanto en la capital como en el interior del país, el jazz es un movimiento triunfante que navega hacia un futuro lleno  de promisión. 

En NUESTRO JAZZ encontrarán ustedes el "tono" mexicano de la música sincopada. Un jazz con propiedad y ambición, que les permitirá en unos cuantos minutos, conocer lo más avanzado que nuestros jazzistas han creado para deleite de los fanáticos y solaz de los compra-discos.

El título NUESTRO JAZZ está basado en el libro del mismo nombre, que aunque no es tratado sobre este movimiento musical, sí ha sido calificado como un intento literario para llevar el jazz hasta las mismas teclas de la máquina de escribir.

Jaime Pericás

NUESTRO JAZZ

Arreglo y dirección:
  • PABLITO JAIMES
  • LUIS GONZÁLEZ
  • NACHO ROSALES
  • CHINTO MENDOZA
  • JORGE ORTEGA
Asesor musical: Mario Ruiz Armengol.

jueves, 13 de diciembre de 2012

S.O.S. (Sociedad Organizada en Sonido) - "En el Bun Pin" (1975)

S.O.S. En el Bun Pin (1975)

Un proyecto mexicano liderado por Enrique Nery  y Rodolfo Sanchez quienes los hemos escuchado en proyectos como "Lucifer". Es una mezcla de rock, jazz, soul y funk con interpretaciones de suprema calidad. En su mayoría son covers, solo incluyen dos temas originales. Sin duda alguna es una joya azteca musical invaluable.

S.O.S.
Sociedad Organizada en Sonido

Enrique Nery: Piano, Organo, Sintetizador.
Victor Manuel Pasos: Bajo eléctrico.
Samuel Zarzosa: Batería.
Miguel Peña: Guitarra.
Jesús Millán: Guitarra.
Armando Hidalgo: Percusiones.
Rodrigo Pimentel: Percusiones.
Adolfo Sahagún: Trompeta y Bugle.
Carlos García: Trompeta y Bugle.
Rodolfo Sanchez: Saxofón y Flauta.
Enrique Sida: Trombón.
Daniel de los Santos: Violín.
Juanita Court: Violín.
Flavio Ursua: Violín.
Marcelino Ponce: Viola.
Victor Manuel Cortés: Cello
Laura Acosta: Dirección Artística.

jueves, 8 de noviembre de 2012

HERIBERTO MONTES DE OCA - Tambores Salvajes (1991)


Tambores Salvajes representa uno de los trabajos musicales como solista de Heriberto Montes de Oca, músico mexicano originario de Nogales, Sonora. Las canciones incluidas en este cassette nos recuerda un poco a lo que venía haciendo con su grupo Aristeo, agrupación en la cual se dedicó a grabar canciones con un estilo que nos recuerda al Space Rock/Electrónico que hacían los alemanes. En su mayoría, las piezas son largas, sin embargo HMO nos ofrece un trabajo que fácilmente podría ser comparado con músicos de la talla de Jorge Reyes o Tribu. Se emplean sintetizadores, flautas y muchos tambores y percusiones salvajes.

"A todos los hombres salvajes, primitivos para los cuales la ambición,
el dinero y el tiempo no significan nada - no tanto como un sueño,
una nube en el cielo o un ave que
atraviesa su camino."

Heriberto Montes de Oca
15/08/1991

LOS VALSES DE ALEJANDRA (1988) -Recopilación internacional-



Tras las gemas perdidas del under mexicano.

Armando Velasco ocupaba su tiempo con Oxomaxoma y en otros proyectos, uno de ellos con músicos de México y Europa, el cual culminó en Los Valses de Al Ejandra, un disco codiciado a casi 20 años, una joya de gran calidad.

El vinilo de Los Valses de Al Ejandra salió en 1988 y aún es una pieza codiciada por muchos coleccionistas. Y el responsable de tal proeza en aquellos días, Armando Velasco, desempolvó algunos recuerdos de esa producción, de gran respeto entre los seguidores de la música subterránea mexicana, que tiene desperdigadas muchas de sus gemas apreciadas.

¿Y por qué un disco de este tipo aún se atiende a la búsqueda?

Por su calidad, la cual se aprecia en los músicos mexicanos experimentales, de vanguardia y folklóricos de aquellos días como el mismo Armando Velasco, Oxomaxoma, Arturo Meza, Fernando Escárcega, Luis Flores, La Reata, Rolando Chía, que se unían a bandas europeas como Klimperei (Francia), F.A.R. (Italia), Ernest Hembersin (Bélgica), Sack (Alemania), Los Torves Souplardos (Bélgica) Folie Neubourg (Francia), Bene Gesserit (Bélgica), todos poniéndole su propio ritmo al vals creación de Enrique Mora, y que tuviera en Pedro Infante a uno de sus célebres intérpretes.

Para lo que han tenido la oportunidad de escuchar el disco se aprecian las versiones folk de Hambersin (“Alejandra”) con la guitarra clásica bien encauzada, las “Improvisaciones” de Fernando Escárcega al vals casi contemporáneo de Klimperei (“Sous La Veranda”); Luis Flores con sus efectos detrás, y el piano como estrategia principal de echar al vuelo la imaginación en “Vals cuadrado”; F.A.R. parte de la introspección y ofrece una melodía cargada de ruiditos y mucha experimentación en “Alejandra’s Nightmare”.

Arturo Meza hacía lo propio en la llamada “El vals de los trostospios - en la casa de los espejos líquidos”, y Oxomaxoma aportaba la movida y oscura “Vals para Yeloguerlizet a seis manos y cinta”, luego Armando Velasco en solista con una muestra emotiva en “Una vez”, desplegando toda su creatividad, que se encabalgaba muy bien con la atmósfera de sonidos de Sack con “Alejhumtata”; Los Troves Souplardos con “Alejandra I Tu”, en tonos tradicionales.

Otros de la lista, La Reata, y el buen humor con “Alejandro”, apegada a la versión original con su única variante ya destacada desde el título, luego Bene Gesserit con ruidos y una voz merodeando las notas en “Alejandra Petit Muchacha”; Folie Neubourg con la breve y espacial “L’air Du Temps”; Rolando Chía con sus peripecias sonoras en “… Y Alejandra mostró”, para un final movido con Alain Neffe y Velasco en “Don’t forget Alejandra”, todos temas de gran calidad reunidos en un disco que si se editara de nuevo se recomendaría ampliamente.

La recuperación del disco hasta ahora se da por iniciativa de los mismos fans o gracias a los vendedores que no lucran, sólo preservan materiales de gran calidad.

¿Planeas una reedición del disco?

Reedición del disco no la hay, ni la habrá. Tengo apenas contacto con algunos de los participantes en México, así que sería muy difícil. Arturo Romo hace unos meses me pasó una copia que anda circulando por el Tianguis del Chopo en CD, tomado a partir del vinil. De hecho me parece bien, y creo que es un buen medio de distribución de un material que estuvo pensado como algo efímero y que años después aún circula de manera tal vez doblemente subterránea.

¿Cómo recuerdas esta grabación de ya hace casi 20 años?

La recuerdo poco, cuando alguien esporádicamente me lo pregunta, pero es algo que para mí actualmente sólo es historia. Tal vez es que estaba totalmente mentalizado que era algo que sólo circularía esporádicamente y desaparecería inmediatamente. Era una manera de compartir con quienes considerábamos un grupo muy pequeño de interesados, algo de lo que hacíamos en ese momento. Como cuando tocas en vivo y después de eso sólo queda un recuerdo. Con la diferencia de que en vez de que el público se acercara al evento, nosotros los buscamos con 500 copias para repartir. En mi caso personal fue parte de la euforia juvenil de hacer cosas, de no poder detenerte a pensarle y sólo actuar y actuar, donde todo parecía decirte que no lo hicieras. En ese aspecto fue muy agradable.

¿Cuál fue la respuesta ante aquel disco genial y muy adelantado a esa época con bandas de Francia, Bélgica, Italia?

Quienes eran incondicionales en los conciertos enseguida se respondieron positivamente, otros, principalmente en el Tianguis del Chopo, con curiosidad, tal vez por lo raro del proyecto (en esa época las rarezas eran bien cotizadas en ese mercado) o por su empatía con la música o los proyectos de ese tipo. Otros más definitivamente lo rechazaron, por ruidoso, incomprensible, pretencioso, etc. Fue un trabajo de entrega de mano en mano, hay que recordar que en ese momento no existían las posibilidades actuales de difusión como el internet principalmente, y el correo era algo muy penoso, porque se perdían los envíos o de plano llegaban inutilizables. En las tiendas “de prestigio” imposible colocarlo.

¿Por qué esta canción, por qué el vals “Alejandra”?

Alejandra es un trabajo que inicio en 1986 con la edición del disco de Rolando Chía “Sara Juega y…”. Varios años antes del ‘86 había habido un proyecto similar llamado Gente de México en el que se intentaba difundir el trabajo de varios músicos subterráneos.

Estaban entre otros Nirgal Valis, Arturo Meza, Oxomaxoma y Rolando Chía, pero fue un proyecto que aunque estuvo casi terminado, nunca salió como tal. No se de quién fue la idea original, seguramente que en primer plano estuvo Arturo Meza porque era uno de los que mayor experiencia tenía; después de fallar este proyecto, él siguió utilizando el nombre Gente de México.

Posteriormente junto con Rolando Chía y Carlo Salinas integramos un grupo que se llamó Vistas Fijas, con el que editamos un EP que tuvo alguna respuesta positiva de parte de quienes por entonces nos conocían. Simultáneamente Rolando y yo por separado comenzamos a participar en varios acoplados, precisamente en Francia, Bélgica e Italia, que se editaban en cassette y ocasionalmente en elepé.

El cassette en ese entonces era la opción para distribuir el trabajo independiente, el elepé era algo lejano por los costos de producción. Tuvimos una respuesta agradable con esas producciones en el extranjero y tal vez eso fue lo que motivó para comenzar con el proyecto de “Al Ejandra” junto con Víctor Sánchez. “Alejandra” es el nombre de un vals mexicano con tintes “afrancesados”, con la idea porfiriana de acercarnos al “primer mundo” y demostrar que también en México “se puede lo moderno”. De cierta manera, aunque con diferentes objetivos, 70 u 80 años después, nosotros también hacíamos lo mismo, nos acercábamos a las vanguardias y tratábamos de imitar un poco lo que entonces en Europa se hacía en el underground y no nos iba mal. Así que la canción estaba en primer plano, incluso Pedro Infante la cantaba. Entonces entre parodia y realmente como un tema representativo nos decidimos por ese nombre para nuestro nuevo sello independiente.

Un disco de Rolando Chía como mencioné anteriormente fue el que editamos primero. Tuvo una respuesta discreta, con problemas de distribución terribles, las tiendas de discos se negaban a distribuir y quienes lo aceptaban rara vez lo vendían. Pero de mano en mano se distribuía bien, también en las tiendas independientes del interior de la República.

Todo esto nos motivó a realizar “Los valses de Al Ejandra”. La canción era nuestra rúbrica como sello independiente, así que no fue nada difícil decidirnos por ella. Teníamos ya contactos con músicos en Europa así que repartimos partituras de la canción entre ellos y nuestros amigos acá en México y los que se encuentran en el disco fueron los que respondieron.

¿Cómo fue el proceso de grabación?

En Europa cada grupo o solista grabó su propia versión, de la misma manera que nosotros lo habíamos hecho al participar en sus recopilaciones. Excepto Fernando Escárcega y Luis Flores, todos los grupos mexicanos grabamos en el estudio de Antonio Russek, en ocho canales.

Fue un proceso muy constructivo, aun cuando hubiéramos tenido ya tiempo haciendo ruidos, el estudio no era algo común para nosotros, que solíamos grabar en casa haciendo casi magia con grabadoras muy rústicas. Todo esto fue la base “técnica” que nos sirvió de mucho para casi 10 años después producir el disco de Oxomaxoma “Sin boca, con los ojos negros”, donde el estudio plenamente se convirtió en un instrumento más.

¿Qué fue de muchas de las bandas que integraron este disco?

De los grupos europeos no lo sé. En México perdí el contacto con Fernando Escárcega. Luis Flores sigue tocando, haciendo free jazz y experimentación. Arturo Meza ha hecho una gran cantidad de discos. Oxomaxoma siguió trabajando, editando algunos cassettes y un par de CD’s, además de colaborar en otros proyectos, juntos o por separado. Durante algún tiempo Rolando Chía y yo nos integramos a este grupo que actualmente digamos se encuentra en pausa. Rolando Chía, José Álvarez y yo formamos un proyecto que se llamó La Pira, pero que después de tiempo quedó… en pausa también. Los de La Reata siguieron por separado cada uno en diversos proyectos, tal vez el más sonado habrá sido Sangre Azteca de Humberto Álvarez con Lencho y Pepe Aguilera.

¿Qué versión recuerdas con gran cariño?

En mi caso, pienso que los procesos de grabación terminan dejándote saturado y terminas por no volver jamás a ellos, hace muchos años que no escucho el disco, pero a lo lejos creo que la versión de La Reata fue la más irreverente y divertida, tal vez escogería esa.

¿Si quieres que don’t forget Alejandra?

Me gusta que se haya diluido y que eventualmente apenas reaparezca para volverse a diluir.
Y bueno el sello Al Ejandra sigue vivo

Al Ejandra como sello ha seguido un camino similar de intermitencia, editamos dos elepés y dos compactos, además de algunos cassettes, hubo la intención de una segunda recopilación con música para la playa que nunca concluimos por falta de dinero. Hicimos una grabación de improvisaciones con Walter Schmidt que no pudimos terminar y que él terminó editando por su cuenta.

Pero es un proyecto que aún se niega a desaparecer por completo, así que tal vez en algún momento resurja. Actualmente tengo el dominio www.al-ejandra.net donde sólo por el momento se encuentra parte de mi trabajo como fotógrafo (sin actualizar, por cierto). Pero ahí es donde habrá de estar la información de lo que a la fecha se ha hecho o lo nuevo que eventualmente se presente.

Texto y entrevista por Israel Morales

* Fuente: MILENIO